CHICAGO (AP) — Los Bulls de Chicago ejercieron la opción para retener en sus filas por una cuarta temporada a Bobby Portis, incluso después que el ala-pívot fue suspendido ocho partidos por lesionar a su compañero de equipo Nikola Mirotic durante una riña en un entrenamiento.

Asimismo, el equipo ejerció las opciones de un tercer año para los jugadores perimetrales Kris Dunn y Denzel Valentine, y las de una cuarta campaña para los escoltas Jerian Grant y Cameron Payne. Las decisiones fueron anunciadas por el equipo el viernes, lo que significa que los jugadores estarán bajo contrato para la temporada 2018-19.

Portis y Mirotic se liaron a golpes durante la práctica el 17 de octubre. Mirotic sufrió distintas fracturas en el rostro y una conmoción cerebral, y muy probablemente requerirá cirugía.

El sábado anterior, Portis ofreció disculpas públicamente a Mirotic. Señaló en ese entonces que había tratado de comunicarse con él, pero sin obtener respuesta. Se desconoce si los dos podrían jugar juntos de nuevo.

"Siento que les fallé a mis fanáticos, a la organización de los Bulls y más que nada a mis compañeros", dijo Portis el pasado fin de semana. "Esto no representa quién es Bobby Portis".

Portis, Dunn, Valentine, Grant y Payne son exseleccionados de primera ronda del draft. Portis y Valentine fueron elegidos por los Bulls, mientras que Dunn, Grant y Payne fueron adquiridos por Chicago mediante canjes.

Portis, que fue el 22do seleccionado general proveniente de Arkansas en 2015, promedia 6,9 puntos y cinco rebotes en 126 partidos con los Bulls. Se le ha permitido entrenar con el equipo durante la suspensión.