MILÁN (AP) — “Puedes decirme algo útil y no ser de tan poca ayuda todo el tiempo?, sólo dime una cosa que sea útil”.

“Avanza más hacia la red... no sólo para estrechar la mano”.

Y tras esa indicación, el entrenador Marcelo Melo envió a Alexander Zverev hacia la línea de fondo, a fin de que disputara otro punto y con la esperanza de que la táctica diera resultados.

Las instrucciones de los entrenadores, normalmente prohibidas durante un partido de tenis, se están permitiendo en el torneo de Nueva Generación que la ATP realiza esta semana en Milán. Y conversaciones como la arriba descrita están dando a los fanáticos una nueva oportunidad de divertirse y de aprender sobre los detalles de este deporte.

Los entrenadores y jugadores conversan, utilizando auriculares, al final de cada set. Se trata de una de las nuevas reglas aplicadas en el certamen, junto con sets más cortos, límites de tiempo para que un jugador reciba atención médica, y la eliminación de los lets en el saque.

Además, si un game se encuentra igualado 40-40, lo ganará el tenista que se lleve el siguiente punto, en vez de sólo colocarse en “ventaja”.

Pero para los participantes, la innovación más popular reside en el reloj que limita el tiempo en que debe realizarse el siguiente saque, así como la eliminación de los jueces de línea, para delegar todas sus decisiones a la tecnología del “Ojo de Halcón”. El juez de silla será el único en la cancha.

Los relojes harán que se cumpla la regla de 25 segundos entre un punto y otro. Un calentamiento más breve garantizará que el encuentro comience exactamente cinco minutos después de que el último tenista ingrese a la cancha.

Zverev canceló su participación para concentrarse en la Copa Masters que comienza el domingo en Londres. Sin embargo, el alemán apareció el martes en Milán para disputar un duelo de exhibición ante Stefanos Tsitsipas.

“El hecho de que el Ojo de Halcón lo decida todo es algo que no me preocupa en absoluto”, dijo Zverev. “El reloj de saque no es algo malo. Tiene que haber quizás algunos ajustes a eso, pero pienso que tiene potencial”.

Chris Kermode, presidente de la junta de la ATP, considera que el uso de los relojes en la cancha se volverá la norma en los demás torneos de la gira a partir de 2019.

“El próximo año seguro que no, pero pienso que hay una posibilidad en 2019”, dijo Kermode a The Associaed Press.

La modificación más drástica es la de los sets más cortos. El primer tenista que gane cuatro games se llevará el set. Si el parcial está igualado en 3-3, se disputará un desempate.

Aunque Kermode afirmó que esta innovación es su favorita, reconoció que difícilmente se extenderá pronto al resto de la gira.

“Hay un par de ideas obvias que deberíamos aplicar”, indicó. “Pero una vez que comienzas con cambios drásticos en el formato de puntuación, eso es lo más difícil. En realidad, soy un gran defensor de este sistema, pero estoy consciente de los desafíos”.