MADRID (AP) — El príncipe heredero de Arabia Saudí realizaba el jueves una visita oficial a uno de los socios comerciales más importantes del reino, España, donde los activistas criticaron los acuerdos comerciales pasados y futuros para la venta de equipamiento militar a la nación.

Mohammed bin Salman participará en un almuerzo ofrecido por los reyes de España, Felipe VI y Letizia, en su honor, antes de reunirse con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Está previsto que el heredero al trono saudí, de 32 años, y Rajoy presidan la firma de acuerdos bilaterales, según la agencia oficial de la visita, que no ofreció más detalles.

Amnistía Internacional, Greenpeace, Oxfam y la ONG española FundiPau criticaron el posible contrato que quiere lograr España para construir y vender cinco corvetas de la Armada valoradas en 2.000 millones de euros (2.470 millones de dólares).

La campaña Armas Bajo Control, una coalición formada por los cuatro colectivos, pidió al gobierno español que frene la exportación de armas que podrían ser utilizadas por la coalición liderada por Riad para combatir a los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, en Yemen, donde la guerra se ha cobrado ya la vida de miles de civiles, según Naciones Unidas.

Desde su entrada en la jerarquía de poder del reino saudí, el príncipe heredero ha instigado reformas para desterrar la imagen estricta que ofrece el país, aunque las organizaciones humanitarias calificaron los cambios de “cosméticos”.

El príncipe Mohammed llegó a España tras visitar Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. Esos tres países son los tres principales exportadores de equipos militares y armas a Arabia Saudí, según la base de datos de seguridad del International Peace Research Institute de Estocolmo.

La cuarta posición la ocupa España, que según los datos obtenidos por las ONG de fuentes oficiales, exportó a Arabia Saudí equipamiento de defensa valorado en 728 millones de euros (901 millones de dólares) entre 2015, cuando comenzaron los ataques aéreos sobre Yemen, y mediados de 2017, la fecha de los últimos datos disponibles.

Un consorcio de empresas españolas construyó un tren de alta velocidad entre Media y La Meca como parte de la sólida y creciente relación economía entre las dos naciones y sus respectivas familias reales.

Desde su llegada al trono en 2014, Felipe VI continuó con las frecuentes visitas a Arabia Saudí que ya hizo su padre, Juan Carlos I, durante los reinados del rey Fahd y de su hermano el rey Salman.