PYEONGCHANG, Corea del Sur (AP) — El Comité Olímpico Internacional ratificó el domingo la suspensión impuesta a Rusia en los Juegos de Invierno, lo que implica que los 168 deportistas rusos que están presentes en Pyeongchang no podrán marchar bajo la bandera ni con el nombre de su país en la ceremonia de clausura.

El pleno del COI aprobó por unanimidad la recomendación emitida por la junta directiva apenas horas antes del último evento de estos juegos. Cincuenta y dos de los 100 miembros del COI estuvieron presentes en la votación.

Thomas Bach, presidente del COI, dijo que una condición para que Rusia recuperara sus derechos olímpicos plenos era que no se presentaran más casos positivos de dopaje de sus deportistas durante estos juegos. Dos de los cuatro deportistas que dieron positivo en Pyeongchang fueron rusos, incluido un jugador de curling que debió devolver su medalla de bronce.

“La junta ejecutiva del COI decidió primero no levantar la suspensión del Comité Olímpico de Rusia para la ceremonia de clausura”, explicó Bach. “Por lo tanto, ninguna delegación del Comité Olímpico de Rusia participará en estos Juegos Olímpicos de Invierno”.

Y por lo tanto, los integrantes de la delegación seguirán apareciendo como “deportistas olímpicos de Rusia”.

Rusia quedó suspendida del movimiento olímpico el 5 de diciembre, por implementar un amplio programa de dopaje en los Juegos de Invierno de 2014, de los que fue anfitriona en Sochi. El COI dejó abierta la posibilidad de restituir los derechos de Rusia antes de la ceremonia de clausura si los rusos cumplían una serie de criterios.

En tanto, se había permitido que ciertos deportistas, sometidos a estrictas pruebas antidopaje, participaran con la bandera olímpica.

La arubeña Nicole Hoeverstsz, integrante del COI y encargada del grupo de implementación del castigo a Rusia, dijo que la delegación de ese país cumplió muchos de los criterios necesarios para su restitución en el movimiento olímpico durante las justas en Pyeongchang.

Pero otros dos casos positivos de dopaje fueron demasiado.

“Pese a una colaboración positiva por parte de la delegación de los deportistas olímpicos de Rusia para responder a estos casos (de dopaje) en una forma pronta y transparente, el grupo de implementación estaba convencido de que estos casos provocaron una preocupación significativa”, dijo Hoevertz.

El comité de Rusia se reunió por horas el sábado y presentó sus hallazgos el domingo por la mañana al pleno.