BEIJING (AP) — Las autoridades chinas detuvieron a un hombre sospechoso de haber incendiado una casa de dos niveles en el este del país el domingo por la madrugada, causando la muerte de 22 personas y heridas a tres más, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Los investigadores descubrieron trazas de gasolina en el sitio del incendio en la provincia de Jiangsu y encontraron que todas las puertas de la casa estaban cerradas, según la agencia nacional de seguridad laboral.

La casa, en la ciudad de Changshu, a unos 80 kilómetros al noroeste de Shangai, era utilizada como dormitorio para 29 personas que trabajan en un restaurante local, según el periódico The Beijing News. La mayoría de los residentes eran migrantes de veintitantos años que trabajaban como camareras y cocineros, según el informe.

El sospechoso detenido se apellida Jiang, informó Xinhua, sin dar más detalles.

Funcionarios de Changshu dijeron que el incendio se inició cerca de las 4:30 de la mañana.