NUEVA YORK (AP) — Sony Pictures Entertainment enfrenta dos demandas de cuatro ex empleados que acusan a la empresa de no haber hecho lo suficiente para impedir que piratas cibernéticos robaran unos 50.000 números del seguro social, detalles salariales y otra información personal de sus trabajadores actuales y anteriores.

Los inconformes buscan que su demanda se vuelva colectiva a nombre de aquellos empleados cuya información privada, incluidos expedientes médicos, fue difundida por ciberpiratas en internet en las últimas semanas.

Dos ex empleados demandaron el lunes a Sony ante una corte federal, bajo el argumento de que la empresa no garantizó la seguridad en sus sistemas informáticos a pesar de las "deficiencias de las que ha tenido conocimiento desde hace años", y en su lugar adoptó la decisión empresarial de aceptar el riesgo.

En la demanda se afirma que el más reciente robo de información es especialmente "sorprendente y escandaloso" porque Sony Pictures ha sido durante años blanco de ataques cibernéticos, incluido uno en 2011 que reveló millones de cuentas de usuarios de la red de videojuegos PlayStation de la empresa.

Dos ex empleadas relacionadas con producción de películas demandaron el martes a Sony en la Corte Superior de Los Ángeles y acusaron a la empresa de esperar mucho tiempo para avisar a los trabajadores del robo de su información.

En el caso que presentaron Susan Dukow e Yvonne Yaconelli se afirma que Sony infringió las leyes de California creadas para proteger la información financiera y médica delicada.

Dukow trabajó en varias películas de Sony de 1993 a 2004, incluidas "Jerry Maguire", "Spider-Man" y "Charlie's Angels II". Yaconelli laboró como gerente de producción en películas de Sony de 2001 a 2011 como "Riding in Cars with Boys", "The Green Hornet" y "The Smurfs 3D". Ambas mujeres trabajaron en Spider-Man II", de acuerdo con la demanda.

"Las repercusiones del fracaso de Sony para aplicar y mantener prácticas y procedimientos razonables de seguridad posiblemente dañarán a los demandantes y a todos los demás para el resto de sus vidas", se afirma en la demanda de Dukow y Yaconelli.

Un representante de Sony declinó hacer declaraciones el martes en la tarde en torno a las demandas.

Material sumamente delicado de la unidad de entretenimiento de Sony Corp. con sede en Tokio ha sido filtrado casi todos los días desde que los piratas cibernéticos ingresaron a sus redes informáticas el mes pasado. El grupo autodenominado Guardianes de la Paz emitió el martes más amenazas y realizó más filtraciones de datos.

El caso presentado el lunes en una corte federal tiene dos demandantes: Michael Corona, un ex empleado de Sony Entertainment que dejó la empresa en 2007 y ahora vive en Virginia, y Christina Mathis, quien salió de la compañía en 2002 y radica en California.

Ellos argumentan que sus números de Seguro Social y otros datos personales delicados fueron filtrados, exponiéndolos a robo de identidad para los próximos años.

Sus abogados argumentan que correos electrónicos y otra información filtrada por los ciberpiratas muestran que el departamento de tecnología de la información de Sony y su principal abogado creían que el sistema de seguridad era vulnerable a ataques, pero que la compañía no actuó sobre esas advertencias.

Corona y Mathis no aclaran cuánto dinero están buscando en el caso, pero quieren una indemnización por daños reales y una orden que exija a Sony pagar servicios para vigilar servicios crediticios y bancarios, así como reparar cualquier daño ocasionado por robo de identidad al menos durante cinco años.

Sony ha ofrecido a los empleados un año de monitoreo de crédito, manifiesta la demanda. Los demandantes afirman que esa protección es inadecuada porque los ladrones pueden explotar durante años la información personal incluida en el robo cibernético.

Corona ha gastado hasta ahora 700 dólares en protección contra robo de identidad para él y su familia, y Mathis ha erogado 300 dólares, según la demanda.

Expertos jurídicos dijeron que es probable que los casos sean apenas dos de los muchos que serán presentados en relación al robo de información. Sony enfrenta el posible pago de decenas de millones de dólares por daños y perjuicios en una demanda colectiva, comentó Jonathan Handel, profesor de derecho especializado en el sector de entretenimiento de la Facultad Gould de Derecho de la Universidad del Sur de California.

___

McCartney reportó desde Los Ángeles. La periodista Mae Anderson contribuyó con este despacho desde Nueva York.