CARACAS (AP) — El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela suspendió la inhabilitación que pesaba sobre el excandidato presidencial y exgobernador opositor del estado de Zulia, Manuel Rosales, para participar en eventos electorales.

A través de un comunicado divulgado el martes, el organismo dijo que consideró procedente una demanda de nulidad y solicitud de amparo cautelar para suspender la sanción de siete años y seis meses impuesta a Rosales por la Contraloría General en 2014. En aquel entonces, la sanción se justificó en argumentos de supuesta negligencia por parte del gobernador "en la preservación y salvaguarda de bienes y derechos del patrimonio público" durante su gestión entre 2002 y 2004.

Rosales perdió ante el ahora fallecido Hugo Chávez en las comicios de 2006 y huyó al exilio en 2009 después de que la fiscalía lo acusara de apropiarse de fondos públicos. El político opositor fue arrestado en octubre de 2015 tras retornar al país aunque no fue sentenciado. Finalmente fue liberado el 31 de diciembre de 2016.

La Contraloría, que tiene a su cargo el control y revisión de todos los organismos estatales y funcionarios públicos, es dominada por el gobierno y es vista como un instrumento para minar candidaturas.

"Las inhabilitaciones son una herramienta perversa, usada a conveniencia por el Gobierno, para ir acabando con el liderazgo opositor", dijo el martes Rosales a través de Twitter. "El Gobierno quiere dividirnos, porque es el único camino donde puede avanzar", agregó en otro tuit, sin dar más detalles, en aparente alusión a versiones que apuntan que Rosales podría postularse como candidato a gobernador de Zulia.

La semana pasada, el gobernador electo de ese estado petrolero, Juan Pablo Guanipa, fue destituido por no subordinarse ante la Asamblea Constituyente pese a que no existe una ley que lo obligara a hacerlo. En diciembre próximo se elegirá a un nuevo gobernador en Zulia, anunció el órgano electoral.

En la víspera, los principales partidos opositores anunciaron que no participarán en las elecciones de alcaldes y del gobernador de Zulia convocadas por la Asamblea Constituyente, considerada ilegítima por los adversarios del presidente Nicolás Maduro. La fecha exacta de los comicios todavía está pendiente.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), una alianza de casi tres decenas de partidos opositores, no se ha pronunciado de manera conjunta sobre los comicios para elegir a los 335 alcaldes del país.