LONDRES (AP) — Las denuncias de que miembros de que la organización humanitaria Oxfam explotaron sexualmente a personas en zonas de crisis son "una mancha" que avergüenza a la ONG, dijo su directora en una entrevista transmitida el viernes.

La directora ejecutiva de Oxfam, Winnie Byanyima, dijo que nombrará una comisión independiente para que investigue los señalamientos de que empleados que trabajaron en Haití tras el devastador sismo que arrasó el país caribeño en 2010 contrataron prostitutas y descargaron pornografía. Byanyima instó a las víctimas de abusos a que cuenten sus casos.

"Estoy aquí por todas las mujeres que han sido maltratadas. Quiero que se presenten y que se le haga justicia a ellas", dijo a la BBC.

La comisión "revisará nuestra cultura y nuestras prácticas" y establecerá un sistema para investigar el pasado del personal, aseguró.

La ONG con sede en Gran Bretaña dijo que investigó el caso, que despidió a cuatro trabajadores y que dejó que otros tres dimitieran, pero el gobierno británico y los reguladores de las organizaciones de caridad han criticado su falta de transparencia.

La secretaria de Desarrollo Internacional del Reino Unido, Penny Mordaunt, ha advertido que la financiación del gobierno británico al grupo, de unos 31,7 millones de libras (43,8 millones de dólares) en el ciclo 2016-17, está en riesgo a menos que el grupo aclare las acusaciones.

El premio Nobel sudafricano Desmond Tutu, la actriz británica Minnie Driver y el músico senegalés Baaba Maal han renunciado a sus cargos como embajadores de Oxfam tras las denuncias de abusos.

"Lo que ocurrió en Haití y después es una mancha en Oxfam que nos avergonzará durante años", dijo Byanyima a la BBC.