NUEVA YORK (AP) — Legalizar la marihuana podría ayudar a combatir la adicción a los opioides, concluyen dos estudios recientes.

Se sabe que la marihuana alivia el dolor, por lo que los partidarios de la legalización la han publicitado como una alternativa menos nociva que los opioides. Sin embargo, otros estudios dicen que la marihuana puede alentar el uso de los analgésicos, lo que sólo empeoraría la crisis.

Los nuevos estudios no contienen una prueba fehaciente de que legalizar marihuana incida de alguna manera en la adicción a los opioides o en el número de muertes por sobredosis. Pero hallan indicios de que en lugares donde la marihuana es legal, se recetan menos opioides. El exceso de médicos que recetan opiáceos es una de las causas de la epidemia.

Ambos estudios fueron difundidos el lunes por la revista académica JAMA Internal Medicine.

Uno de ellos examinó las recetas para opioides bajo Medicaid (programa asistencial en Estados Unidos para personas de bajos ingresos) entre el 2011 y el 2016. Comparó las cifras con las de los estados donde se legalizó la marihuana y con las de los estados donde no se legalizó. Las comparaciones se hicieron cada trimestre, por lo cual un estado que no tenía tales leyes a veces aparecía en la otra categoría una vez que esas leyes eran aprobadas.

Los resultados demuestran que en los estados donde se permite recetar la marihuana para condiciones médicas específicas tenían un 6% menos de recetas de opioides para el dolor, es decir 39 recetas menos por cada 1.000 personas beneficiadas con el Medicaid.

Y en estados donde las leyes permiten también el uso recreativo de la marihuana, las recetas para opioides disminuyeron aun más: otro 6%. Ello parece indicar que las leyes que legalizan la marihuana no afectaron a algunas personas que podrían beneficiarse de la hierba en lugar de los opioides, dijo uno de los autores del estudio, el profesor Hefei Wen de la Universidad de Kentucky en Lexington.

El otro estudio examinó las recetas de opioides entregadas a personas adscritas a Medicare (programa asistencial para los ancianos y discapacitados). Cada año desde el 2010 hasta el 2015, los expertos examinaron los estados que permiten la marihuana medicinal con aquellos que no. Catorce estados además del Distrito de Columbia tenían ese tipo de leyes desde el inicio del período; otros nueve se incorporaron durante el lapso estudiado.

Se halló que los beneficiados del Medicare en estados donde se vende legalmente la marihuana pidieron en promedio 14 dosis diarias menos de opioides que los habitantes de otros estados. Los pacientes en estados donde solo se permite el cultivo doméstico de marihuana también vieron una disminución, aunque sólo del 7%.

___

Malcolm Ritter está en Twitter como: @MalcolmRitter

___

El departamento de noticias de salud de la AP recibe apoyo del departamento de educación científica del Instituto Howard Hughes. La AP es la única responsable del contenido de sus notas.