MADRID (AP) — La Liga española informó que el partido del próximo fin de semana entre Rayo Vallecano y Athletic de Bilbao fue pospuesto por cuestiones de seguridad en el estadio.

Asimismo, la Liga advirtió que no permitirá partidos abiertos al público en el estadio de Vallecas, en las inmediaciones de Madrid, sino hasta que los trabajos de renovación sean concluidos.

La decisión del lunes llega luego de una reunión que involucró a la Liga, al club recién ascendido y a funcionarios de Madrid en el estadio propiedad de la comunidad en la capital de España.

No se estableció una nueva fecha para el duelo de la máxima categoría que estaba programado para el sábado entrante.

Algunos aficionados se han quejado de las condiciones de seguridad, y distintos medios locales han publicado que un niño cayó en un área en proceso de renovación el día que el equipo perdió 4-1 ante Sevilla en la jornada inaugural. Los informes señalaron que el niño no resultó lesionado.

Rayo indicó que estaba sorprendido por la decisión de la liga, porque las autoridades previamente dieron la aprobación al club para seguir utilizando el estado mientras se llevaba a cabo la remodelación.

Los trabajos de renovación podrían afectar al menos otros dos partidos como local del Rayo, contra Alavés el 22 de septiembre y Espanyol el 28 de ese mismo mes.

La Liga informó que busca una solución para evitar que se suspendan también esos encuentros. Una opción sería disputarlos en otro estado madrileño.

Rayo había jugado cinco años seguidos en la Primera División antes de descender en 2016.

Es el quinto club de Madrid en la máxima categoría esta temporada, junto con Real Madrid, Getafe, Leganés y Atlético de Madrid.