El técnico José Mourinho sufrió un nuevo tropiezo en el St. James' Park. Otro gol en la extraordinaria temporada del futbolista sensación del Liverpool, el egipcio Mohamed Salah.

Con una inesperada derrota del Manchester United por 1-0 ante Newcastle el domingo, el United cedió la iniciativa en la contienda por el segundo lugar de la Liga Premier y causó que su técnico maldijera a los "dioses del fútbol " en su más reciente viaje infructuoso al noreste de Inglaterra.

Son ahora siete partidos de la Premier sin ganar en casa del Newcastle para Mourinho, que perdió tres y empató tres ahí en dos periodos al frente del Chelsea.

Un gol de Matt Ritchie a los 65 minutos _tras un tiro libre otorgado por una falta del defensa del United Chris Smalling_ dio a Newcastle una victoria que lo sacó de la zona de descenso.

"Lucharon como animales", destacó Mourinho. "Dieron sus vidas para defender el cero. No fueron solo ellos, sino los dioses del fútbol".

Lo peor vendría para el timonel portugués, cuando el Liverpool ganó 2-0 en Southampton para acortar la distancia ante el segundo lugar United a dos puntos con 11 juegos restantes.

Salah fue nuevamente la estrella, dando el pase para el gol de su colega brasileño en el ataque Roberto Firmino antes de anotar él mismo en su 22da diana en su temporada de debut con el Liverpool.

A un gol detrás de Harry Kane, del Tottenham, Salah aún tiene la posibilidad de llegar a su primer a Copa del Mundo con la selección de Egipto como el máximo anotador de la Premier.

Todo apunta a que se desata una batalla entre cuatro rivales por los tres puestos que dan pase a la Liga de Campeones detrás del Manchester City, que mantuvo su ventaja de 16 puntos gracias al descalabro del United _el segundo fracaso en sus últimos tres compromisos por la Premier.

Tottenham se encuentra dos puntos debajo del Liverpool en la cuarta posición y el Chelsea se halla dos sitios más atrás en quinto, pero el lunes se mide a West Bromwich Albion.

En otro duelo, Huddersfield salió de la zona de descenso al golear 4-1 a Bournemouth y acabar con estilo una mala racha de cinco derrotas seguidas.

Steve Mounie dio un pase a Alex Pritchard para el primer gol del encuentro a favor de Huddersfield, antes de anotar él mismo un par de dianas luego que Junior Stanislas empatara el marcador por Bournemouth. Rajiv van La Parra anotó de penal en tiempo de compensación para sellar la victoria.

Aaron Mooy fue quien armó las jugadas de los goles de Mounie _un fantástico remate de cabeza tras un tiro libre a los 27 minutos y una fina definición para cerrar la pinza dentro del área a los 66_ pero el partido terminó antes de tiempo para él al ser sacado en camilla por una lesión de rodilla izquierda.

Mooy se tomó la cabeza con las manos al ser sacado, pero los temores de una lesión seria del mediocampista australiano justo antes de la Copa del Mundo en Rusia fueron despejados cuando la cadena británica BT Sport reportó que se trató de un corte profundo.

Mounie ha mejorado su nivel de juego en un momento crucial de la temporada para un Huddersfield que se encontraba en zona de descenso desde el inicio del año. Este fue su primer triunfo en la Premier desde el 16 de diciembre.

El delantero de la República de Benín ha anotado en dos de sus últimos tres partidos y mostró diferentes facetas de su juego ante Bournemouth.