SCOTTSDALE, Arizona, EE.UU. (AP) — Richie Incognito, exjugador de línea ofensiva en la NFL, fue arrestado por presuntamente amenazar con dispararles a empleados de una funeraria, dijeron el martes las autoridades.

La policía de Scottsdale, suburbio de Phoenix, informó que Incognito estaba detenido por cargos menores de amenazas y desorden público.

No estaba claro si es que Incognito tenía un abogado que lo representara y que pudiera hablar por él.

La policía precisó que Incognito estuvo en la Funeraria Messinger Pinnacle Peak el lunes, a fin de hacer arreglos para su padre, quien murió el fin de semana pasado.

"Se reportó que Incognito estaba enojado con los trabajadores y comenzó a destrozar objetos dentro del negocio y a gritar a los empleados", dijo el sargento Ben Hoster, portavoz de la policía. "En varias ocasiones, durante su interacción con el personal, Incognito amenazó con sacar pistolas de su auto y regresar para disparar contra los trabajadores".

Incognito, de 35 años, fue a una secundaria del área de Phoenix y después jugó fútbol americano a nivel universitario en Nebraska. Durante su carrera de 11 años en la NFL jugó con San Luis, Miami y Buffalo.

Los Bills lo dieron de baja hace tres meses de su lista de jugadores en reserva o retirados. Así, se convirtió en un agente libre sin restricciones.

Incognito fue suspendido por los Dolphins en el 2013 por sus bravuconadas contra un compañero, y fue arrestado en mayo en Florida por presuntamente tirarle una mancuerna y una pelota de tenis a una persona, que también era miembro del gimnasio.