Hasta Mark Zuckerberg tiene límites sobre lo que está dispuesto a compartir.

En un desenfadado diálogo durante su comparecencia ante los senadores de Estados Unidos el martes, el director general de Facebook comentó al senador Dick Durbin que prefería no compartir detalles personales de su vida con el Congreso estadounidense.

“Señor Zuckerberg, ¿estaría cómodo compartiendo con nosotros el nombre del hotel en el que se quedó anoche?”, le preguntó Durbin.

“Mmm... no”, respondió Zuckerberg tras hacer una pausa y luego sonrió mientras los presentes reían.

“Si le ha enviado mensajes a alguien esta semana, ¿compartiría con nosotros los nombres de las personas a las que mensajeó?”, continuó Durbin.

“No, senador, probablemente no elegiría hacer eso público aquí”, contestó Zuckerberg.

“Creo que probablemente de eso se trata todo esto”, puntualizó Durbin. “De su derecho a la privacidad. Los límites de su derecho a la privacidad y qué tanto proporciona a Estados Unidos en el nombre de ‘conectar a las personas de todo el mundo’”.

Durbin fue uno de muchos senadores que interrogaron a Zuckerberg sobre qué información de los usuarios recolecta la red social, luego de que se dio a conocer que la empresa Cambridge Analytica recopiló datos de millones de usuarios estadounidenses sin su conocimiento.