LA PAZ (AP) — Bolivia tiene 10,7 millones de pies cúbicos de reservas probadas de gas natural que podrían durar entre 14 y 17 años al ritmo actual de producción, indicó un informe divulgado el miércoles por el gobierno y la estatal petrolera.

Las reservas probadas al 31 de diciembre de 2017 más las probables y las posibles alcanzan los 14,7 millones de pies cúbicos, dijo un portavoz de la canadiense Sproule International Limited, contratada por el gobierno para cuantificar las reservas de la principal riqueza del país.

El informe llega en un momento en que Bolivia debe renegociar el contrato de venta de gas a Brasil, su principal mercado, que vence en 2019.

Las ventas de gas al gigante sudamericano representan el 50% de la producción boliviana, mientras que Argentina compra el 30% y el 20% restante está destinado al creciente mercado interno.

“Garantizamos la provisión a Brasil, Argentina y al mercado boliviano hasta el 2035”, dijo el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, en rueda de prensa.

El presidente Evo Morales nacionalizó los hidrocarburos en 2006 e incrementó sustancialmente los ingresos del país, pero opositores y analistas dicen que la industria se estancó por las menores inversiones privadas en exploración. La calificadora de riesgo Fitch Tating dijo a fines de 2016 que la producción de gas natural era incierta debido a la ausencia de grandes descubrimientos.

Según la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía las inversiones en el sector durante el gobierno de Morales provinieron en un 83% de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos frente a un 17% de las petroleras privadas.

La producción de líquidos, entre ellas la gasolina, solo cubre la demanda local y parte del diésel que consume el país debe importarlo.

Las exportaciones de gas representaron el 32% del total de ventas al exterior de Bolivia en 2017.

La española Repsol, la franco-belga Total, la brasileña Petrobras, las argentinas Pan American Energy y Pluspetrol, la británica BG y la rusa Grazprom están entre las mayores operadoras en el país.