WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump aprovechó el martes su discurso en una ceremonia anual en honor de agentes del orden caídos en cumplimiento del deber para presionar al Congreso a que resguarde la frontera estadounidense.

Trump hizo la exhortación tras hablar sobre un agente de la Patrulla Fronteriza que fue asesinado en noviembre en medio de su labor.

El primer deber del gobierno es proteger a sus ciudadanos, dijo el presidente. Agregó que el Departamento de Seguridad Nacional está en la "primera línea de esta lucha heroica e increíble".

Trump dijo que por eso está pidiendo al Congreso que resguarde las fronteras, apoye a agentes de la Patrulla Fronteriza, ponga coto a las llamadas ciudades santuario y cancele las políticas que hacen posible que "criminales violentos" regresen a nuestras comunidades.

"Ya no lo queremos más. Ya estamos hartos. Ya basta", dijo.