BERLÍN (AP) — El gobierno austriaco cerró siete mezquitas y tenía previsto expulsar a varios imanes dentro de una operación contra el “islam político” y el financiamiento extranjero de mezquitas.

El gobierno cerrará una mezquita nacionalista turca en Viena y disolverá un grupo llamado Comunidad Religiosa Árabe, que gestiona seis templos, indicó el viernes el canciller del país, Sebastian Kurz.

Las medidas se basan en una ley de 2015 que, entre otras cosas, impide a las comunidades religiosas recibir fondos del extranjero. Se están revisando los permisos de residencia de unos 40 imanes contratados por la organización a disolver, que supervisa mezquitas turcas en Austria, indicó el ministro del Interior, Herbert Kickl.

En dos casos ya se han revocado los permisos, señaló el ministro, mientras que otros cinco imanes vieron rechazada su solicitud inicial de permiso de residencia.

El conservador Kurz gobierna en coalición con el Partido de la Libertad, un grupo contrario a la inmigración.