CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El Coro de la Capilla Sixtina inicia su primera gira por Estados Unidos en 30 años, con esperanzas de mostrar a los públicos en Nueva York, Washington y Detroit que ha abandonado los hábitos que le merecieron la reputación de los “Gritones Sixtinos”.

La Cappella Musicale Pontificia Sistina, conocido coloquialmente como “El Coro del papa”, se promueve a sí mismo como el coro más antiguo en el mundo, parte de la tradición de coros litúrgicos que han cantado para los pontífices desde los primeros siglos de la Iglesia Católica.

Hoy, el coro de 20 adultos y 30 niños canta regularmente en la Capilla Sixtina bajo las obras maestras de Miguel Ángel, en misas papales en la Basílica de San Pedro y en conciertos internacionales.

Escuchar los tonos de los cantantes hoy, es difícil imaginar que se ganaron el apodo de “Gritones Sixtinos” hace unos pocos años por la costumbre de cantar operáticamente, dependiendo de volumen en lugar de técnica.

"Realmente, estaban cantando de una manera que no tenía relación con la música antigua”, dijo el director del coro, monseñor Massimo Palombella.

Palombella, nombrado director en el 2010, espera que la gira en Estados Unidos “comunique efectivamente la imagen de Dios y espiritualidad que conlleva esta música”.