BARCELONA (AP) — El personal de control de seguridad en el aeropuerto de Barcelona realizó el domingo su segundo día de paro parcial, causando largas filas de pasajeros en una de las terminales más transitadas de Europa.

Durante lo álgido del paro, los pasajeros esperaron hasta una hora para cruzar los puestos de seguridad en El Prat y luego las esperas se redujeron a 20 minutos, reportó la televisora local TV3.

El viernes, en el primer día de movilización, las esperas fueron hasta de 40 minutos.

El domingo se realizaba una segunda ronda de negociaciones entre representantes de los empleados, la empresa privada Eulen _que administra el servicio de seguridad en el aeropuerto_ y autoridades del gobierno regional.

AENA, la autoridad aeroportuaria, informó el sábado en un comunicado que ha habido avances en las negociaciones y que el único tema que queda por zanjar es el de los salarios.

Los trabajadores planean realizar más paros parciales el lunes y han amenazado con iniciar una huelga indefinida el 14 de agosto.

En las últimas semanas, los pasajeros que viajan desde Barcelona han padecido retrasos de varias horas para llegar al área de abordaje. La Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA) informó la semana pasada que unas mil personas han perdido vuelos desde el 24 de julio debido al conflicto laboral.

El aeropuerto de Barcelona, al igual que otros en Europa, también se ha visto afectado en retrasos debido a los nuevos controles en pasaportes que entraron en vigor hace unas semanas en la Unión Europea.