SOUTH JORDAN, Utah, EE.UU. (AP) — Un sedán Tesla que viajaba a gran velocidad se estrelló contra la parte trasera de un camión de bomberos, al parecer sin frenar, aunque la policía dijo desconocer si el vehículo circulaba con su sistema Autopilot semiautónomo activado.

Se investiga la causa del choque del viernes por la noche entre un Tesla Model S a 97 kph (60 mph) y un camión mecánico del departamento de bomberos detenido en un semáforo en rojo, indicó la policía de South Jordan, un suburbio de Salt Lake City.

La colisión, en la que el piloto del sedán resultó lesionado, ocurrió en momentos en que las agencias federales de seguridad investigan el desempeño del sistema de conducción semiautónoma de la marca.

Las bolsas de aire del vehículo Tesla se inflaron durante el choque, reveló el sábado el sargento de la policía de South Jordan, Samuel Winkler. El conductor sufrió fractura de tobillo derecho y el conductor del camión mecánico de la Autoridad de Bomberos Unificada resultó ileso, informó Winkler.

No había indicios de que el conductor del sedán estuviera bajo la influencia de alguna sustancia y se espera que lo que declare a los investigadores sobre las circunstancias de la colisión posiblemente se conozca después del lunes, dijo Winkler por teléfono.

Había una ligera lluvia y los caminos estaban mojados cuando el choque tuvo lugar, señaló la policía en un comunicado.

“Según testigos, el Tesla Model S no frenó antes del impacto”, según el comunicado.

El sistema Autopilot (Piloto Automático) de Tesla utiliza cámaras, radar y computadoras para mantener la velocidad, cambiar de carriles y frenar en forma automática. La compañía, con sede en Palo Alto, California, y que tiene una enorme fábrica de baterías en la zona de Reno, Nevada, indica a los conductores que el sistema de piloto automático semiautónomo necesita que tengan la vista en el camino y sus manos en el volante para que puedan tener el control y evitar accidentes.