JERUSALÉN (AP) — Las autoridades locales de Jerusalén autorizaron la construcción de 176 nuevas viviendas en una zona judía de Jerusalén Este.

Es probable que la decisión provocara una airada respuesta de los palestinos, que reclaman Jerusalén Este como su capital.

El comité de urbanismo de la ciudad aprobó el miércoles nuevas viviendas en Nof Zion, según la oficina del alcalde, Nir Barkat. La zona de construcción linda con el barrio árabe de Jabel Mukaber.

La nueva promoción urbanística será el doble de grande que los edificios actuales, indicó la ciudad, creando el asentamiento judío más grande en el corazón de una zona árabe en Jerusalén Este.

Israel capturó Jerusalén Este en la Guerra de Oriente Medio en 1967 y se anexionó la zona, una maniobra que no tiene reconocimiento internacional.