BERLÍN (AP) — Más de 700 policías alemanes participaron en redadas contra una rama local de la pandilla de motociclistas Hell Angels, cerca de la ciudad occidental de Düsseldorf, después que las autoridades estatales ilegalizaran el grupo por sospechas de que estaba implicado en una amplia gama de actividades delictivas.

Los agentes registraron 50 edificios en 16 localidades en el estado de Rin del Norte-Westfalia en busca de pruebas en apoyo a la ilegalización, según dijo el miércoles la agencia de noticias dpa.

El Ministerio del Interior del estado dijo sospechar que la rama del grupo de motociclistas con sede en Erkrath estaba implicada en violencia, infracciones de armas, delitos de drogas y prostitución forzosa.

En algunas de las redadas participaron equipos tácticos de la policía, como precaución en caso de que se tornaran violentas, pero no se registraron incidentes. En un primer momento no se anunciaron detenciones.