LOS ÁNGELES (AP) — El mayor complejo portuario en Estados Unidos fijó objetivos para reducir drásticamente la contaminación del aire en los próximos decenios.

El plan aprobado el jueves en una reunión de las juntas rectoras de los puertos de Los Ángeles y Long Beach delinea estrategias para mejorar el equipo y la eficiencia para eventualmente mover carga con cero emisiones.

Los puertos estiman que el costo del plan será de entre 7.000 millones y 14.000 millones, pero no especifica la fuente de los fondos. Y los planes detallados para implementar cada programa requerirán la aprobación de la comisión de cada puerto.

"La colaboración va a ser clave para nuestro éxito”, dijo la presidenta de la Comisión de la Bahía de Long Beach, Lou Anne Bynum, en una declaración. "Llevar la aguja a cero requerirá que todos nosotros _ los puertos, la industria, las agencias reguladoras, los grupos ambientales y nuestras comunidades _ juntemos nuestra energía, experiencia y recursos”.

El plan ha generado preocupaciones de que el enorme costo de los objetivos de aire limpio pudiera hacer a los dos puertos menos atractivos ante la competencia de puertos en las costas este y del Golfo de México.

El diario Los Angeles Times reportó que el presidente de la Asociación de Buques Mercantes del Pacífico, John McLaurin, les dijo a los comisionados que teme que haya un “impacto potencialmente negativo en la competitividad de los puertos y en el uno de cada nueve empleos en el sur de California que dependen de los puertos”.

Los dos puertos, situados unos 32 kilómetros (20 millas) al sur del centro de Los Ángeles son la mayor fuente de contaminación del aire en el sur de California, de acuerdo con el Distrito Calidad del Aire de la Costa Sur.