MADRID (AP) — España tiene menos de cuatro millones de personas en paro por primera vez en más de ocho años gracias a los contratos de la temporada turística de verano, mostraron las estadísticas oficiales el jueves.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, 340.700 personas encontraron trabajo entre abril y junio, un 8% más que en el primer trimestre de 2017.

La mejora del dato coincidiendo con la temporada estival supone que 3,91 personas siguen en situación de desempleo, una cifra alta aunque la más baja desde principios de 2009.

La tasa de paro bajó al 17,2% en junio, lo que supuso una rebaja intertrimestral del 1,5%. Con todo, España sigue teniendo el segundo peor dato de la Unión Europea, solo por detrás de Grecia.

España llegó a tener el 27% de su población activa desempleada en 2013, justo antes de iniciar su recuperación tras una crisis financiera que duró cinco años.