TUNA AL-GABAL, Egipto (AP) — El ministerio de Antigüedades egipcio anunció el sábado el hallazgo de una antigua necrópolis cerca de Minya, una ciudad del valle del Nilo al sur de El Cairo.

El gran cementerio se encuentra en el norte de la zona de Tuna al-Gabal, un vasto sitio arqueológico en el borde del desierto occidental.

El ministro de Antigüedades, Khaled al-Anani, dijo que en la necrópolis se encuentran enterrados miembros de distintas familias. Se cree que corresponde al Período Tardío faraónico y al Período Helenístico.

“Necesitaremos al menos cinco años de trabajo en la necrópolis”, dijo al-Anani. “Esto es apenas el comienzo de un nuevo descubrimiento”.

Las excavaciones en la zona comenzaron a fines de 2017 para hallar el resto del cementerio de lo que fue la 15ta División del Alto Egipto en tiempos antiguos. Hallaron tumbas de sacerdotes de Tot, el dios de la luna y la sabiduría.

Una tumba contiene más de 1.000 estatuas y cuatro vasos canopes de alabastro bien conservados, inscritos con jeroglíficos y destinados a contener las vísceras momificadas de un alto sacerdote de Tot. También se halló la momia del sacerdote, decorada con cuentas azules y rojas y hojas de bronce dorado.

Se hallaron también 40 sarcófagos que se cree eran de familiares del sacerdote; algunos llevan los nombres en jeroglíficos.

Otra tumba contiene ataúdes, estatuas de sacerdotes y otros artefactos fúnebres.

El jefe de la misión arqueológica, Mostafa Waziri, dijo que se han descubierto ocho tumbas hasta el momento y se prevén nuevos hallazgos.

Egipto espera que una serie de hallazgos recientes reanimen el sector turístico, crucial para la economía, que resultó fuertemente afectado por la inestabilidad política que siguió a la insurrección de 2011.