JERUSALÉN (AP) — Decenas de miles de judíos ultraortodoxos asistieron el domingo al funeral de un rabino influyente en Jerusalén.

La entrada de la ciudad fue cerrada para albergar la procesión fúnebre. El rabino Shmuel Auerbach falleció el sábado a la edad de 86 años.

Auerbach era el líder de una facción disidente de judíos ultraortodoxos no jasídicos de origen europeo. Lideró una rama intransigente que rechazaba incluso registrarse con el ejército. Cuando algunos fueron encarcelados, miles salieron a las calles bajo las órdenes de Auerbach y bloquearon el paso en las principales vías.

Luego de la muerte del rabino Yosef Shalon Elyashiv en 2012, Auerbach se separó y planteó una alternativa más radical al rabino Aharon Leib Shteinman, quien murió en diciembre a los 104 años de edad.

Los ultraortodoxos representan cerca del 12% de los 8,7 millones de ciudadanos de Israel.