VLADIVOSTOK, Rusia (AP) — El presidente ruso Vladimir Putin agasajó al mandatario chino Xi Jinping con panqueques rusos en una muestra de los cálidos lazos entre ambos líderes.

Ambos líderes comieron el martes panqueques con caviar y tragos de vodka en una exhibición al margen de un foro económico en puerto de Vladivostok, en el extremo oriental de Rusia.

Beijing y Moscú han desarrollado una "asociación estratégica" que refleja su oposición compartida al mundo "unipolar", el término que usan para describir la dominación mundial percibida de parte de Estados Unidos.

El acercamiento ha sido impulsado por una fuerte relación personal entre Putin y Xi, visto como el líder chino más poderoso desde Mao Zedong. Los dos se han reunido casi 30 veces, y el mandatario ruso dijo que el presidente chino es el único líder mundial a quien una vez invitó a celebrar su cumpleaños.