LONDRES (AP) — Royal Dutch Shell abrió el miércoles sus primeros puntos de recarga de vehículos eléctricos en tres gasolineras de Gran Bretaña, dentro de los esfuerzos de la gigante petrolera por responder a una corriente global hacia los vehículos de cero emisiones de efecto invernadero.

Los puestos de carga abrirían en Londres, Surrey y Derby, y se esperaba que otros siete entraran en funcionamiento para final de año. Shell acordó hace unos días comprar la firma de carga de vehículos eléctricos NewMotion.

NewMotion gestiona más de 30.000 puntos privados de carga para viviendas y negocios en Holanda, Alemania, Francia y Gran Bretaña.

Shell indicó que ofrecería su servicio de recarga primero en Gran Bretaña. La empresa trabajaba con las autoridades de transporte de Londres, que aspiran a retirar de sus calles los vehículos a gasolina y diésel para 2050.