BERLÍN (AP) — Diversas tormentas acompañadas de lluvias y fuertes vientos azotaron de jueves a viernes partes del centro norte de Europa donde han afectado el transporte terrestre y marítimo.

El operador ferroviario de Alemania, Deutsche Bahn, cerró el jueves en la noche varias rutas en el norte cuando se acercaban las tormentas, cuyos vientos alcanzaron 140 kilómetros por hora (87 millas por hora) en la costa. Las ráfagas de viento derribaron árboles e interrumpieron el transporte público.

El viernes, Deutsche Bahn dijo que su servicio de larga distancia entre Hamburgo y Hannover y entre Hamburgo y Bremen podría reanudarse para la tarde, pero quedaba interrumpido en otras rutas.

Las autoridades advirtieron que aguaceros y ventarrones podrían afectar el viernes diversas partes de Polonia, en particular el centro y sur del país.

En Francia, unas 1.600 personas fueron desalojadas el jueves en tres regiones del sur debido a tormentas e inundaciones. Una súbita inundación en la región de Gard causó la agitación de las aguas y el desbordamiento de los ríos Ceze and L'Ardeche.

Unos 119 niños, muchos de ellos alemanes, fueron evacuados de un campamento en Saint-Julien-de-Peyrolas en Gard.

Más de 400 policías y bomberos, con apoyo de helicópteros, participaron en las evacuaciones.

“He venido siempre desde principios de la década de 1980 cuando era adolescente, y nunca había visto nada como esto”, dijo a Sky TV el británico Tom Bryan, que vacacionaba en la aldea cercana de Saint-Andre-de-Roquepertuis.

“El nivel (del agua) estaba tan alto que era impasable en cualquier orilla. El campamento y los restaurantes desaparecieron, y la corriente alcanzó gran altura. Mi esposa vio una casa rodante que se la llevaba el río”, agregó.

El jefe de la gendarmería regional, coronel Laurent Haas, dijo a la televisora BFM que 46 adultos tuvieron que ser rescatados, pero aún se buscaba a un alemán de 67 años cuya camioneta fue arrastrada por una corriente.

Sin embargo, Hass dijo que las autoridades aún “no tienen la certeza de que el hombre se encontraba en el lugar” cuando las aguas se llevaron el vehículo.

Las autoridades escandinavas advirtieron el viernes sobre vientos fuertes, en medio de tormentas que siguieron a una larga ola de calor y aire seco.

En Noruega se cancelaron los cruces en transbordadores. Las autoridades advirtieron a los excursionistas que habría vientos fuertes en las montañas y pidieron a la gente que sujete sus botes, carpas y otros equipos.

Se pronosticaron ráfagas en la costa danesa del Mar del Norte y se advirtió que vehículos livianos no debían cruzar puentes.

En Thy, en el noroeste de Dinamarca, debido al viento, una estaca de una carpa se clavó en la garganta a un excursionista de 61 años. El hombre fue trasladado en helicóptero a un hospital y su estado era grave, dijo el vocero policial Henrik Nielsen a la emisora pública DR.