NUEVA YORK (AP) — Un ex asesor del presidente de la CONCACAF fue sentenciado el martes a 15 meses en prisión por su participación en el escándalo de corrupción que arropa al fútbol.

Costas Takkas estará cinco meses en prisión en Estados Unidos, después que las autoridades federales le reconocieron como tiempo cumplido los 10 meses que pasó en una cárcel en Suiza. El ciudadano británico también puede ser deportado.

“Debí haber empleado mejor juicio y no hacer las cosas que hice”, dijo Takkas, de 60 años, antes de ser sentenciado en el tribunal federal en Brooklyn.

Takkas también expresó su amor por el fútbol, y dijo que “espero que el deporte aprenda de este caso”.

Takkas, un contador que trabajaba con la CONCACAF, se declaró culpable en mayor de conspirar para lavar activos, como parte de un abarcador caso de corrupción en el que las autoridades estadounidenses imputaron a más de 40 dirigentes, ejecutivos de mercadeo y compañías.

El británico es uno de siete dirigentes del fútbol arrestados en mayo de 2015 en una redada en un hotel en Zúrich que sacudió a la FIFA dos días antes de la elección presidencial del organismo.

Las autoridades acusaron al también ex secretario general de la federación de fútbol de las Islas Caimán de lavar tres millones de dólares en sobornos pagados por empresas de mercadeo deportivo al entonces presidente de la CONCACAF, Jeffrey Webb, a cambio de los derechos comerciales de partidos de fútbol.

Unos 500.000 dólares fueron registrados como un regalo de bodas, con los que se pagó una piscina en una casa de Webb en Georgia, y una pintura que costó 50.000 dólares, según la fiscalía. Takkas también inventó contratos para ocultar los sobornos, dijeron las autoridades.

En la audiencia, el abogado de Takkas, Gordon Mehler, catalogó a Webb como un “mega mentiroso” que manipuló a su cliente para enriquecerse.

Según el abogado, Takkas “era el que se encargaba de recoger el dinero, pero nunca recibió compensación por eso”.

Sin embargo, la juez Pamela Chen dijo que se necesitaba una sentencia más severa para enviar un mensaje a otros dirigentes del fútbol. La jueza estará a cargo del primer juicio del caso el próximo mes.

Webb se declaró culpable de crimen organizado y aguarda por su sentencia.