LONDRES (AP) — Ronnie Wood temía lo peor después de que al guitarrista de la banda Rolling Stones le diagnosticaron cáncer de pulmón a inicios del año.

El músico de 70 años pensó que tal vez era el momento "de decir adiós", después de que un médico que le hacía un chequeo de rutina le dio la noticia de que "tenía una supernova quemando mi pulmón izquierdo". Wood le pidió al médico que se lo quitara, publicó el domingo el diario británico The Mail.

El guitarrista agregó que decidió no someterse a quimioterapia si los resultados eran malos, ya que no quería perder el pelo: "Esta melena no se va a ninguna parte", aseguró.

Wood agradeció a los médicos en mayo por atender una pequeña lesión en su pulmón y dijo que se someterá a revisiones cada tres meses.