BAGDAD (AP) — Agentes iraquíes de inteligencia dijeron haber frustrado una trama del grupo extremista Estado Islámico para atacar santuarios chiíes y al líder espiritual de esa rama religiosa.

Dos agentes hablaron el domingo con The Associated Press bajo condición de anonimato, porque no estaban autorizados a informar a la prensa. Señalaron que el plan del grupo armado incluía varios ataques suicidas en Karbala y Najaf, donde se encuentran los santuarios y la residencia del gran ayatolá Ali al-Sistani.

Los agentes añadieron que dos ataques aéreos simultáneos de fuerzas rusas e iraquíes hace dos semanas golpearon dos lugares donde se habían reunido atacantes suicidas en la localidad iraquí de Qaim y en la zona siria de Maydeen. Las dos localidades están bajo control de la milicia radical. Los agentes no dieron detalles sobre bajas.