SRINAGAR, India (AP) — Un hombre joven murió y otros dos resultaron heridos el martes luego de que las fuerzas de la India dispararon contra manifestantes que protestaban contra el gobierno indio en la disputada región de Cachemira, luego de un combate que mató a un miliciano, informaron las autoridades.

Las tropas indias acordonaron la zona sureña de Kokernag luego de recibir una pista de que había rebeldes escondidos allí.

El jefe de la policía S.P. Vaid dijo que las tropas mataron a tiros a un rebelde y que al menos otro escapó luego de ser herido durante el combate.

Mientras ocurría ese combate, estallaron protestas contra el gobierno indio en Kokernag y algunas aldeas vecinas en solidaridad con los rebeldes que luchan contra el régimen indio, lo que provocó enfrentamientos entre los residentes _que lanzaban piedras_ y las fuerzas gubernamentales, que dispararon balas y perdigones, además de emplear gases lacrimógenos.

Al menos tres personas resultaron heridas en los enfrentamientos y el hombre joven, que fue herido de bala, murió en un hospital.

En los últimos años, los habitantes de Cachemira, principalmente jóvenes, han mostrado una solidaridad abierta con los rebeldes que se oponen a la India y han intentado protegerlos durante las operaciones militares contra los milicianos, arremetiendo contra las tropas en enfrentamientos callejeros.

Las protestas y enfrentamientos contra el gobierno de India han persistido a pesar de que el jefe del ejército indio advirtió recientemente que se tomarían "medidas drásticas" contra quienes lanzan piedras durante las operaciones de contrainsurgencia.

India y Pakistán, ambos con armas nucleares, administran partes diferentes de Cachemira, pero los dos reclaman todo el territorio en el Himalaya.

Los grupos rebeldes exigen que Cachemira se mantenga unida, ya sea bajo el gobierno paquistaní o como un país independiente. India acusa a Pakistán de armar y entrenar a los rebeldes, lo que Islamabad niega.

En la región existe una profunda animadversión hacia India y la mayoría de la gente apoya la causa de los rebeldes contra el régimen indio, como en las protestas civiles callejeras contra el control indio.

Casi 70.000 personas han muerto en acciones de rebeldía y la consiguiente represión militar india desde 1989.