GREEN BAY, Wisconsin, EE.UU. (AP) — Matthew Stafford dio cátedra sobre lo que debe hacer un quarterback en el Lambeau Field. Aaron Rodgers sólo pudo mirar desde un costado del terreno.

Stafford lanzó para 361 yardas y dos anotaciones, para que los Lions de Detroit doblegaran el lunes 30-17 a los Packers de Green Bay, con lo que dejaron atrás una racha de tres derrotas consecutivas.

Los dos pases de touchdown conseguidos por Stafford tuvieron como destinatario a Marvin Jones. Ello prácticamente bastó ante unos Packers con graves problemas de ataque.

“Matt lanzó grandes pases... Yo sólo hice lo que me encanta, atraparlos”, comentó Jones”.

Stafford completó 26 de 33 envíos, incluidos 12 de 14 en la primera mitad. Uno de esos pases fue de 25 yardas para que Jones anotara. Ameer Abdullah agregó un acarreo de cuatro yardas hasta las diagonales, por los Lions (4-4).

Green Bay (4-4) anotó al fin mediante un acarreo de una yarda del quarterback Brett Hundley, cuando restaban 9:52 minutos.

Los Lions respondieron con un envío de anotación de Stafford, de 11 yardas a Jones. Faltaban 8:06 minutos, y el partido quedó prácticamente liquidado, con una diferencia de 17 puntos.

Jones realizó siete recepciones, para 107 yardas.

Los Packers han sufrido tres derrotas en fila. Perdieron el 15 de octubre a Rodgers, su quarterback titular, quizás por toda la campaña, debido a una fractura de clavícula.

Hundley completó 26 de sus 38 pases, para 245 yardas. El cornerback Darius Slay cubrió adecuadamente a Jordy Nelson cuando los Packers intentaron lanzar largos envíos, en momentos en que el encuentro lucía reñido todavía.

“Creo en Brett, y ése no es un comentario que hago sólo en una conferencia de prensa”, dijo el entrenador Mike McCarthy.