HELSINKI (AP) — Un ciudadano ruso fue detenido en Estonia bajo sospecha de espionaje y preparar un delito informático en beneficio de la agencia de seguridad interior rusa, dijeron los fiscales el martes.

La detención del hombre, cuyo nombre no se reveló, significa que “se previnieron daños mayores”, dijo la fiscal Inna Ombler. Añadió que el blanco del presunto espionaje eran las instituciones estatales estonias, pero no entró en detalles.

El hombre fue capturado durante el fin de semana en Narva, una población fronteriza, cuando se dirigía a Rusia, dijo Ombler. El consulado ruso en la tercera ciudad de Estonia, dijo que no se le había informado de la detención de un ciudadano ruso.

Ombler informó que el hombre trabajaba para el Servicio Federal de Seguridad _sucesor de la agencia KGB_ y que había cometido un “crimen grave”.

El diario local Postimees, citando fuentes anónimas de la fiscalía, dijo que el caso no estaba relacionado con una actualización en curso de las cédulas de identidad de los ciudadanos.

Unos 760.000 estonios deben actualizar el certificado de seguridad de la cédula con microchip para seguir accediendo a una amplia gama de servicios digitales públicos y privados disponibles en el país del Báltico.

Ombler dijo que no hay otros individuos bajo investigación.

En años recientes, Estonia ha capturado a varios espías al servicio de Moscú, principalmente estonios, pero también rusos. En 2016, tres hombres de nacionalidad no revelada fueron condenados a prisión por colaborar con los servicios rusos en Estonia. El país también ha expulsado a diplomáticos rusos.

Los servicios de seguridad e inteligencia estonios han dicho reiteradamente que los servicios rusos tienen gran interés en la antigua república soviética, ahora miembro de la OTAN.

___

Jan M. Olsen en Copenhague contribuyó a este despacho.