PARÍS (AP) — El club francés Burdeos suspendió al técnico Gustavo Poyet por una semana luego que el uruguayo reprochara a la directiva de vender a un jugadro sin consultarle.

El presidente de Burdeos Stephane Martin dijo que ha considerado la posibilidad de despedir a Poyet, pero que aún no ha tomado una decisión definitiva.

Poyet amenazó con renunciar. “Ha sido mi peor día en este club”, dijo.

El entrenador de 50 años, que tomó las riendas del conjunto en enero, señaló que fue “una vergüenza” que no se le informara de que el delantero Gaetan Laborde había fichado con el Montpellier, otro club de la liga francesa.

“Le había pedido al club que no lo dejaran partir hasta que trajeran a otro jugador. Pero no reclutaron a nadie más y dejaron salir a Laborde”, se quejó Poyet, ex técnico de Betis, Sunderland y AEK Atenas, entre otros clubes.