FILADELFIA (AP) — Un juez federal bloqueó el miércoles la decisión del gobierno federal de retener una buena cantidad de subsidios destinada a Filadelfia por considerarla "ciudad santuario".

El juez federal de distrito Michael Baylson dijo que sopesó el interés público y los posibles daños que ocurrirían si es que tales fondos son retenidos.

"Tanto el gobierno federal como la municipalidad de Filadelfia tienen intereses importantes que aquí están en juego y la corte no minimiza ninguna de sus preocupaciones", escribió el juez. "En este caso, dada la manera única en la que Filadelfia combina las necesidades legítimas del gobierno federal para deportar inmigrantes criminales con el fomento municipal de la salud y seguridad, no existe conflicto que tenga algo de significativo”.

El portavoz del Departamento de Justicia Devin O'Malley dijo que están revisando el fallo y tratando de decidir que harán.

"En Filadelfia, 2017 homicidios ya han eclipsado el total del 2016, y las llamadas 'políticas santuario' siguen socavando la seguridad pública y el proceso para aplicar las leyes", dijo el portavoz en un comunicado.

Hasta el martes, el municipio había registrado 281 homicidios, un aumento de 16% en comparación al mismo período del año pasado, lo cual podría convertirla en la ciudad con más fatalidades desde el 2012.

Filadelfia demandó al secretario de Justicia Jeff Sessions en agosto por las condiciones que se había agregado al programa de subsidios, a las que calificó de caprichosas e inconstitucionales.

Las nuevas directrices tenían la intención de presionar a municipalidades a que cooperen más con las gestiones para aplicar leyes federales de inmigración.

Sessions ha dicho que las municipalidades que no ayuden a aplicar las leyes federales de inmigración están poniendo en peligro la seguridad pública, especialmente cuando se trata de compartir información sobre inmigrantes que han sido acusados de crímenes.

El fiscal de distrito electo Larry Krasner ha prometido detener las políticas migratorias del gobierno del presidente Donald Trump.

"Claramente, esta es otra derrota que un juez independiente le propicia a la agenda antiestadounidense de Donald Trump", dijo el portavoz de Krasner, Ben Waxman.