NASHVILLE, Tennessee, EE.UU. (AP) — Tennessee se dispone a ejecutar a un hombre por la violación y asesinato de una niña de 7 años cometidos en 1985, en lo que sería la primera aplicación de la pena capital en el estado desde 2009.

La ejecución de Billy Ray Irick, de 59 años, mediante una inyección de tres drogas está prevista para la tarde. Fue condenado por la muerte de la niña a la que estaba cuidando.

Hace una semana, el papa Francisco dio a conocer una nueva doctrina de la Iglesia católica según la cual la pena de muerte es “inadmisible” en todas las circunstancias.

El lunes, la Corte Suprema estatal se negó a aplazar la ejecución, señalando que la demanda del reo difícilmente podía prosperar.

El gobernador Bill Haslam se negó a intervenir.