SUBIRATS, España (AP) — El único fugitivo restante de la célula en España que mató a 15 personas en Cataluña fue abatido a disparos el lunes después de que mostró lo que resultó ser un cinturón explosivo falso a dos agentes que lo confrontaron en un viñedo no lejos de Barcelona, dijeron las autoridades.

La policía afirmó que tenía “evidencia científica” de que Younes Abouyaaqoub, de 22 años, condujo la furgoneta que atropelló a la multitud en el paseo de Las Ramblas en Barcelona, donde causó la muerte de 13 personas el jueves y después robó un vehículo para escapar tras acuchillar a su conductor.

El hermano de Abouyaaqoub y sus amigos conformaban el resto de la célula extremista de 12 miembros, junto con un imán que fue una de las dos personas que murieron en lo que la policía describió como un fallido intento de fabricar bombas.

Después de estar prófugo cuatro días, Abouyaaqoub fue ubicado el lunes por la tarde afuera de una estación ferroviaria al oeste de Barcelona.

Dos policías lo encontraron escondido en un viñedo cercano y le pidieron que se identificara, según el jefe de la policía catalana Josep Lluis Trapero. Fue muerto a tiros cuando el joven abrió su camisa para mostrar lo que parecían explosivos al tiempo que gritaba en árabe “¡Dios es grande!”, agregó.

Un robot para manejo de bombas fue enviado a examinar al sujeto tendido y la policía determinó después que el cinturón con explosivos era falso, según Trapero. Una bolsa llena de cuchillos fue encontrada al lado del cadáver, dijo la policía.

En una foto policial del cadáver vista por The Associated Press, el sujeto tenía la cara ensangrentada y una barba de varios días.

Con la muerte de Abouyaaqoub, el grupo responsable de los ataques fatales de la semana pasada con una furgoneta fue desmantelado, señaló Trapero.

“La prioridad era la captura de esta persona”, dijo, ya que con ello se cerraban las operaciones sobre el grupo.

Cuatro individuos están bajo arresto y ocho muertos, cinco de ellos abatidos por la policía en la localidad costera de Cambrils, donde un segundo ataque con furgoneta dejó un transeúnte muerto la madrugada del viernes. Otros dos murieron la víspera del ataque en Barcelona en una fallida operación para fabricar bombas, y Abouyaaqoub.

El grupo Estado Islámico se adjudicó ambos ataques, en Cambrils y Barcelona.

___

Parra contribuyó a este despacho desde Madrid con Ciaran Giles. Hinnant hizo lo propio desde Barcelona y Reda Zeireg desde Rabat, Marruecos.