MOSCÚ (AP) — Un miembro del grupo de protesta punk Pussy Riot ha sido hospitalizado en estado grave como consecuencia de un posible envenenamiento, de acuerdo con reportes de noticias rusos.

Pyotr Verzilov se encuentra en cuidados de emergencia desde el martes en la tarde, reportaron el miércoles la radiodifusora Ekho Moskvy y el portal de noticias en línea Meduza. Otra integrante de Pussy Riot, Veronika Nikulshina, indicó que entre los síntomas de Verzilov están la pérdida de la vista y de la capacidad de hablar.

Nikulshina dijo que Verzilov era atendido en la unidad de toxicología de un hospital de Moscú, un indicio de que se sospecha de envenenamiento.

Verzilov, Nikulshina y otros dos activistas cumplieron sentencias de 15 días en prisión por interrumpir la final de la Copa del Mundo de fútbol en julio, cuando ingresaron brevemente a la cancha del partido entre Francia y Croacia uniformados como policías. Pussy Riot dijo que era una protesta contra el poder excesivo de la policía en Rusia.