ATENAS (AP) — El director de Protección Civil de Grecia renunció el lunes, dos semanas después de que un incendio forestal devastara una región costera cerca de Atenas, dejando al menos 91 muertos y afectando la credibilidad del gobierno.

Yiannis Kapakis dejó el puesto luego de que se reemplazara durante el fin de semana a los directores del servicio de policía y bomberos del país.

Días después del siniestro del 23 de julio, el gobierno izquierdista de Grecia negó haber respondido mal a la emergencia y argumentó que las autoridades hicieron las cosas lo mejor que pudieron.

El ministro de Orden Público, Nikos Toskas, argumentó que a pesar de mucha introspección no pudo detectar errores graves. Sin embargo, tras la intensa crítica de los partidos de oposición, Toskas renunció el viernes y los funcionarios bajo su supervisión siguieron sus pasos.

La causa del incendio está siendo investigada.