CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — Dos días después de pedir el retiro de su inmunidad el presidente Jimmy Morales lo declaró persona non grata y ordenó -sin éxito- su expulsión de Guatemala, pero el jefe de la comisión anticorrupción de las Naciones Unidas asegura que no tiene nada personal contra el mandatario.

Señalado por Morales como alguien que se ha excedido en sus funciones, el abogado colombiano Iván Velásquez sostiene que su trabajo al frente de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el cual ha revelado diversas tramas de corrupción, sólo busca el fortalecimiento democrático del país y no una confrontación con el presidente.

“Entiendo una reacción del señor presidente, pero creo que esto no se puede poner en términos de confrontación entre personas”, dijo Velásquez el miércoles en un encuentro con periodistas de medios extranjeros.

“Hay algo que está por encima de todo esto, que es el estado de derecho que debe ser fortalecido”, añadió el hombre que ha logrado llevar al banquillo de los acusados a un expresidente (Otto Pérez Molina), quien fuera su vicepresidenta y decenas de funcionarios por presuntamente estar involucrados en tramas de corrupción.

Cuando ordenó su expulsión, Morales fue blanco de críticas dentro y fuera del país y diversas voces le pidieron reconsiderar su decisión. Al final, la Corte Constitucional dejó sin efecto el mandato presidencial y permitió que Velásquez se mantuviera en el país.

La decisión de Morales se dio un par de días después de que la CICIG y la Fiscalía General lo señalaran de financiamiento ilegal de su partido durante la campaña presidencial de 2015 y solicitaron que le levantaran la inmunidad para poder investigarlo. Meses atrás, la misma comisión investigó a su hijo y hermano.

Interrogado sobre qué le diría a Morales, Velásquez respondió: “No sé sobre qué podría girar una conversación con el presidente. Yo he dicho con toda sinceridad y lo reitero: yo no tengo una contradicción personal”.

El abogado habló con periodistas la misma semana que el Congreso no retiró la inmunidad a Morales y que aprobara reformas para reducir la pena por la comisión de delitos electorales, entre otros, lo cual fue interpretado como una maniobra para favorecer al presidente y a otros políticos.

El jefe de la CICIG dijo que la modificación de leyes no deberían responder a momentos políticos del momento.

“Lo que uno esperaría siempre es que las leyes sean producto de la reflexión”, dijo el comisionado. “Se busca que las modificaciones a leyes penales estén siempre orientadas por un criterio más comprensivo, que no sea por temas coyunturales”.

Sobre el no retiro de la inmunidad al presidente, Velásquez expresó: “Era una decisión previsible, cualquier cosa podría ocurrir pero hay otros directivos de los partidos políticos que no tienen inmunidad”.

La CICIG es un órgano de Naciones Unidas creado hace diez años para combatir la corrupción en el país y ha sido clave en el procesamiento de distintas figuras, incluido el expresidente Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión actualmente.

Meses atrás el Fiscalía General y la CICIG anunciaron investigaciones al financiamiento de todos los partidos políticos en las elecciones del 2015.

Velásquez dijo al respecto que se busca que las organizaciones políticas sean transparentes con los recursos financieros que administran.

“Si logramos que esta investigación desnude esa realidad de un financiamiento ilícito, creo que los partidos van a tener mucha responsabilidad en el manejo de sus recursos”, dijo.

“Que logremos un resultado en esa investigación va a favorecer el fortalecimiento democrático en el 2019”.