BOGOTÁ (AP) — El expresidente de la Corte Suprema colombiana, Francisco Ricaurte, se presentó el jueves ante la Fiscalía General por acusaciones de varios delitos, entre ellos, concierto para delinquir agravado y cohecho. Esta es la primera vez que un exdirigente del organismo es detenido por corrupción.

Ricaurte, al igual que otros exmagistrados, es señalado por las autoridades por presuntamente dirigir una red interna de corrupción en la Corte para cobrar millonarias sumas de dinero por intervenir en los procesos de investigación a políticos y evitar que fueran a prisión. La fiscalía ordenó su captura el miércoles, pero él se presentó por la noche de manera voluntaria.

El juez que avaló la detención señaló a Ricaurte por los delitos de concierto para delinquir agravado, cohecho, tráfico de influencias y uso abusivo de información privilegiada. Si se le encontrara culpable, cumplirá una pena de hasta 20 años de prisión. En las próximas horas será presentado ante otro juez para legalizar su captura.

Álvaro Luna, defensor de Ricaurte, dijo este jueves a medios locales que las afirmaciones contra su cliente son “falaces”, que él ha estado siempre dispuesto a responder y que se va demostrar su inocencia.El pasado 16 de agosto, el fiscal general Néstor Martínez señaló en rueda de prensa que en medio de las investigaciones se detectaron varias grabaciones que mostrarían una presunta participación de varios exmagistrados por corrupción, entre ellos Ricaurte. En 2008, éste fue presidente más joven de la Corte, con 45 años, y ejercició su profesión de jurista desde la ciudad de Cartagena, al norte del país.