PARÍS (AP) — Antes de ser expulsado de nuevo, Mario Balotelli convirtió el penal que significó para el Niza un valioso triunfo por 1-0 sobre Dijon el domingo, en un encuentro de la liga francesa.

Fue el sexto tanto del delantero italiano en ocho partidos de liga. Gracias a este nuevo gol, Niza escaló al 15to puesto de la tabla.

Con su disparo, Balotelli engañó al arquero Baptiste Reynet, quien se lanzó al costado opuesto a los 40 minutos. La tarjeta roja llegó cuando restaba un minuto, por una falta. Fue la tercera expulsión de “Supermario” en Francia, liga a la que llegó la temporada anterior, procedente del Liverpool.

La medida pareció rigorista. Balotelli derribó por detrás a un adversario, pero sin mostrar mala intención. El atacante permaneció unos minutos en la cancha, protestando la decisión del silbante Olivier Thual.

“Él no tuvo intención de causar lesiones, estoy seguro de eso”, manifestó el técnico de Niza, Lucien Favre.

Niza, que finalizó en el tercer lugar la temporada anterior, había perdido sus cuatro cotejos anteriores en la liga y acumulaba siete tropiezos en la campaña, para hundirse cerca de la zona de descenso.

“Va a ser difícil para nosotros hasta Navidad”, comentó Favre. “Simplemente no tenemos la chispa para generar situaciones ante los rivales”.

Lyon goleó a domicilio 5-0 a su acérrimo rival Saint-Etienne, en un partido que fue interrumpido dos veces por invasión de campo por hinchas del equipo local.

La segunda interrupción se produjo a los 84 minutos, causada por el festejo de Nabil Fekir tras marcar el quinto gol de Lyon. El delantero se sacó su camiseta y se la mostró a los hinchas de Saint-Etienne tras su segundo tanto de la noche. Memphis Depay, Bertrand Traore y el hispano-dominicano Mariano Díaz rubricaron los otros goles.

El triunfo dejó a Lyon en el tercer puesto del campeonato, un punto por delante de Marsella. Lyon puede ambicionar por quedar más, dado que se ubica tres puntos por detrás del vigente campeón Mónaco y está a siete del líder Paris Saint-Germain.

Marsella marcha tras aplastar 5-0 a Caen. Lille, dirigido por el argentino Marcelo Bielsa, doblegó 3-0 a Metz, otro equipo amenazado por el descenso.

Lille ocupa la 19na casilla, mientras que Metz siguió en el último sitio.