COPENHAGUE (AP) — Un tren noruego atropelló a una manada de renos en la región ártica el miércoles, matando 17 animales, días después de que incidentes parecidos dejaran más de 100 renos muertos.

La última colisión ocurrió a 20 kilómetros (12,4 millas) al sur de donde unos 65 renos fueron atropellados el sábado, explicó Thor Braekkan, de Bane NOR, la operadora noruega responsable de la red ferroviaria. La empresa dijo que el primer atropello ocurrió debido a la falta de comunicación entre conductores de trenes de carga.

Jonas Paulsen, empleado de Bane NOR encargado de la limpieza luego de atropellos de animales en las vías, dijo que los renos tienen pocas probabilidades de sobrevivir cuando se topan con trenes.

"Lo primero que vemos pueden ser cabezas decapitadas y extremidades cercenadas", dijo Paulsen a la televisora noruega NRK.

De inmediato se redujo la velocidad de los trenes en el tramo de 32 kilómetros (20 millas) entre Trondheim, en el centro de Noruega, y Bodo, al norte del Círculo Árctico. Anteriormente, la velocidad había sido reducida en un tramo de 2 kilómetros (1,2 millas), dijo Braekkan. Estos tramos son parte de la vía ferroviaria más larga de Noruega.

De momento se desconocía la causa del incidente del miércoles. Sin embargo, la agencia estatal había revelado antes que no informó a los maquinistas de la presencia de estos animales en las vías y de la consiguiente necesidad de reducir la velocidad de los trenes.

Entre el 22 y el 25 de noviembre murieron 110 renos atropellados en ocho colisiones.

Desde el 2013, un total de 3.372 renos, ovejas y alces han muerto atropelladas a lo largo de la vía ferroviaria de 729 kilómetros (453 millas), de acuerdo con la televisora NRK.

Siri Martinsen, director de NOAH, organización noruega protectora de animales, dijo a NRK que "cuando pasa una y otra vez durante varios años, quizás ya no sea suficiente lamentarlo".

Martinsen agregó que ellos presentarían una queja ante la policía para tratar de asegurarse de que alguien pague por los incidentes.