JEFFERSON CITY, Missouri, EE.UU. (AP) — Una acusación contra el gobernador de Missouri por delitos de supuesta invasión de la privacidad podría tener implicaciones políticas más allá de su cargo.

No pasó mucho tiempo después de que el gobernador Eric Greitens fue acusado para que los demócratas de Missouri comenzaran a intentar vincularlo con el procurador Josh Hawley, presunto candidato republicano en la candente contienda por el Senado de Missouri, contra la senadora demócrata Claire McCaskill.

Tampoco tardaron mucho los republicanos en tratar de vincular a la fiscal que anunció los cargos con un prominente donante nacional demócrata.

La rápida inyección de la política fue una fuerte señal de que la batalla legal potencialmente prolongada de Greitens, derivada de un amorío extramatrimonial, podría tener implicaciones para las elecciones de 2018, especialmente para los colegas republicanos a quienes la historia sugiere que están en desventaja como partido en el poder al cumplirse la mitad del mandato de Donald Trump como presidente.

Hasta ahora, Greitens se ha mantenido desafiante frente a los llamamientos _crecientes pero no demasiado contundentes_ de algunos colegas republicanos a que renuncie. En cambio, el gobernador ha respondido que el cargo de delito grave contra él es solo una zancadilla política de parte de una "temeraria fiscal liberal".

El Partido Republicano de Missouri subrayó que Kim Gardner, abogada de circuito de St. Louis, había recibido más de 200.000 dólares del rico financiero liberal George Soros durante la campaña electoral de ella, acusándola de formar parte de un ataque demócrata más amplio contra los republicanos.

La acusación del jueves contra el gobernador llegó cinco días antes de que comenzara el período de presentación de candidaturas para los residentes de Missouri que quieran contender por cargos al Senado federal, al Congreso y a los puestos estatales y locales.

La contienda por un escaño en el Senado de Missouri está siendo observada de cerca como una que podría determinar el control de la cámara, donde los republicanos tienen ahora una mayoría mínima de 51 escaños. McCaskill es una de los dos únicos demócratas elegidos por todo el estado en Missouri, el cual Donald Trump dominó por casi 20 puntos porcentuales en las elecciones de 2016.

Los republicanos apoyaron a Hawley desde el principio, tras una desastrosa campaña de 2012, cuando McCaskill derrotó a Todd Akin tras los comentarios de él sobre la "violación legítima".

Queda por ver si los demócratas pueden vincular efectivamente a Greitens con Hawley, pero hay indicios de que lo intentarán.

___

Salter reportó desde St. Louis

___

David A. Lieb está en: http://twitter.com/DavidALieb