LITTLE ROCK, Arkansas, EE.UU. (AP) — Planned Parenthood está pidiendo a un juez federal que bloquee de nuevo una ley de Arkansas que restringe la manera de recetar pastillas abortivas, diciendo que la restricción convierte al estado en el primero del país en prácticamente prohibir los abortos a través de medicamentos.

Abogados de Planned Parenthood y el estado comparecieron el viernes ante la juez federal de distrito Kristine Baker, un poco más de una semana después de que la Corte Suprema de Estados Unidos le diera permiso al estado para aplicar la restricción.

La ley dice que los doctores que ofrecen esas pastillas deben tener un contrato con un médico vinculado a un hospital que acceda tratar cualquier complicación.

La semana pasada, jueces rechazaron una apelación de Planned Parenthood para restablecer la orden previa que dio Baker sobre el bloqueo de la ley. Baker no dijo cuándo fallaría sobre el pedido de Planned Parenthood.