NÁPOLES, Italia (AP) — Si Napoli va a ganar su primer título de la Serie A en casi tres décadas, el club del sur de Italia tendrá que superar dos debilidades significativas.

La fragilidad de la banca y la vulnerabilidad en el juego aéreo fueron expuestas en la derrota de 4-2 ante Manchester City el miércoles en la Liga de Campeones.

Tras dominar la primera media hora como ningún otro equipo lo ha hecho esta campaña ante los líderes de la liga Premier inglesa, Napoli se desplomó rápidamente cuando su lateral izquierdo Faouzi Ghoulam tuvo que dejar el partido con una lesión en la rodilla derecha.

Sin un remplazo adecuado, el técnico Maurizio Sarri puso al veterano Christian Maggio, de 35 años, en la derecha, y movió a Elseid Hysaj a la izquierda.

Las carreras de Ghoulam por la banda habían sido cruciales para el ataque de Napoli, y produjeron al gol inicial de Lorenzo Insigne. Inmediatamente después de su salida, los delanteros de City Raheem Sterling y Leroy Sane comenzaron a imponerse en las bandas.

Goles de cabeza de los defensores Nicolás Otamendi y John Stones cambiaron el partido en favor de los visitantes, e incluso el empate provisional por parte de Jorginho de penal no proveyó suficiente alivio.

El repentino cambio de fortunas hizo recordar la derrota de Napoli por3-1 ante Real Madrid en el partido de vuelta de octavos de final de la Champions la campaña pasada, cuando dos cabezazos en seis minutos del defensor Sergio Ramos borraron la ventaja napolitana.

El delantero de Sassuolo Diego Falcinelli también anotó de cabeza el domingo en la victoria de Napoli por 3-1 por la Serie A.

"Sabemos que es un punto débil. Tenemos que mejorarlo”, dijo Sarri. “Pero tenemos también que entender quiénes somos. Nuestras características físicas nos permiten ser creativos y habilidosos”.

Los zagueros centrales Raúl Albiol y Kalidou Koulibaly son los únicos titulares físicamente imponentes en Napoli.

Los diminutos delanteros Insigne, José Callejón y Dries Mertens dejan plantados a defensores, pero no tienen mucho que contribuir a la hora de defender en jugadas a balón parado.

Luego que Koulibaly recibió una tarjeta amarilla que lo dejará fuera del próximo duelo de la Liga de Campeones contra Shakhtar Donetsk, los tiros de cabeza van a ser una preocupación aún mayor para Napoli.

"Tenemos que estar más atentos y jugar con más astucia”, dijo el capitán Marek Hamsik.

Napoli tenía una amenaza aérea en Arkadiusz Milik, pero el centro delantero polaco sufrió en septiembre su segunda lesión severa en dos temporadas. La ausencia de Milik deja a Aarri sin un rem plazo para Mertens, que es usado como “9 falso”.

Cuando el período de transferencias abra en enero, Napoli muy probablemente recuperará al centro delantero Roberto Inglese, que está de préstamo con el Chievo Verona, pero sería interesante ver si el equipo hace además algunas adquisiciones.

Después de todo, Napoli tiene dos puntos de ventaja en la punta sobre el Inter de Milán y esta temporada le presenta la oportunidad de ganar su primer cetro en la Serie A desde que Diego Armando Maradona le dio al club sus únicos campeonatos, en 1987 y 1990.

Napoli enfrenta el domingo a Chievo en la liga italiana.

___

Andrew Dampf está en www.twitter.com/asdampf