SACRAMENTO, California, EE.UU. (AP) — El gobernador Jerry Brown bloqueó el jueves la libertad condicional a un líder de la pandilla Mafia Mexicana, bajo el argumento de que sigue representando un peligro para la sociedad a pesar de sus esfuerzos por transformar su vida y de los años que ha cooperado con las autoridades de California.

Por tercera ocasión en igual número de años, Brown revocó la decisión de un panel de libertad condicional del estado de que Rene “Boxer” Enriquez debería ser liberado de la cárcel.

Enriquez ha estado en prisión desde 1993, en cumplimiento de una sentencia de entre 20 años y cadena perpetua por dos asesinatos, múltiples agresiones y asociación delictuosa para traficar drogas.

No se tiene previsto que Enríquez sea candidato para otra audiencia de libertad condicional durante más de un año, dijo Laura Sheppard, su abogada.

“Pienso que absolutamente merece la libertad condicional. Si no lo creyera, no lo representaría”, indicó Sheppard. “No pienso que represente un peligro para la sociedad”.

En su revisión para la libertad condicional, Brown escribió que Enriquez se unió a la Mafia Mexicana en 1985 mientras estaba cumpliendo una sentencia por violación y por robo a mano armada. Durante casi dos décadas que pasó entrando y saliendo de la cárcel, él fortaleció su reputación en la pandilla mediante asesinatos, tráfico de drogas y terrorismo, escribió el gobernador.

Enriquez mató a dos socios de la pandilla por infracciones como robar drogas y dinero. Tanto él como otro hombre apuñalaron 26 veces al líder de la Mafia Mexicana Salvador “Mon” Buenrostro con armas hechas por reclusos en una disputa entre pandillas en 1991. A pesar de ello Buenrostro sobrevivió.

Enriquez ha dicho que renunció a la pandilla en 2002 cuando se enteró que los miembros de ésta estaban matando a niños y a familiares inocentes de pandilleros que cayeron en desgracia.

Ha cooperado con las autoridades durante 15 años al proporcionar información o al testificar contra la Mafia Mexicana.