ROMA (AP) — El gobierno italiano convocó al embajador francés para consultas ante la denuncia de que agentes de la patrulla fronteriza francesa entraron a Italia y usaron instalaciones de una estación de tren para realizar un análisis de drogas a un migrante nigeriano.

Un funcionario de la cancillería, que habló bajo la condición de anonimato porque las consultas no habían concluido, dijo que el embajador fue convocado para el sábado por la tarde.

El grupo humanitario Rainbow4Africa, que ayuda a los migrantes en el cruce de Bardonecchia al este de Turín, acusó a cinco agentes franceses armados de intimidar a su médico, sus mediadores culturales y sus abogados en la estación el viernes por la noche.

El alcalde de Bardonecchia, Francesco Avato, dijo que los franceses no tenían derecho a entrar en la instalación, que la municipalidad mantiene junto con Rainbow4Africa como espacio “neutral” donde intenta convencer a los migrantes que no intenten el peligroso cruce alpino a Francia.

Un voluntario que presenció el incidente dijo al canal Sky TG24 que el nigeriano tenía documentos de identidad italiano, un pasaje de tren válido para viajar de París a Nápoles y que su análisis de orina dio negativo.