WASHINGTON (AP) — La economía estadounidense creció a una tasa anual de 4,2% en el trimestre abril-junio, su mejor desempeño en casi cuatro años mientras la expansión se mantiene en camino hacia su mejor desempeño en más de una década. La fortaleza en la inversión empresarial compensó un ligero descenso en el gasto del consumidor.

El Departamento de Comercio revisó el miércoles al alza su cálculo de crecimiento para el último trimestre desde una tasa inicial anual de 4,1%. En el segundo trimestre hubo una marcada mejoría desde el 2,2% reportado en el periodo enero-marzo, aunque parte de esa fortaleza en el último trimestre vino de factores externos, incluso un aumento en las exportaciones estadounidenses antes de que entren en vigor los nuevos aranceles anunciados por el gobierno a ciertas importaciones.

Los economistas prevén que el crecimiento se desacelere a un todavía sólido 3% anual para el resto del año, lo que resultaría en una expansión promedio anual de 3% para 2018, que sería el mejor desempeño desde 2005, dos años antes de que comenzara la crisis económica mundial.

El crecimiento anual de 4,2% que el gobierno calculó para el último trimestre es la cifra más fuerte desde el avance anual de 4,3% en el tercer trimestre de 2014. La expectativa de 3% de crecimiento para todo el año sería mejor que el crecimiento de 1,6% de 2016 y el 2,2% del año pasado.

Durante la campaña presidencial, Donald Trump atacó el legado económico del presidente Barack Obama. Hace poco, el actual mandatario dijo que el aumento en el producto interno bruto era evidencia de que están funcionando sus programas de recortes fiscales, desregulación y acuerdos comerciales más duros. El mes pasado, Trump proclamó que la cifra del PIB mostraba que Estados Unidos era ahora "la economía envidia del mundo".